miércoles, 21 de marzo de 2018

Triduo de "Monseñor Romero, pastor perseguido y mártir"

“Monseñor Romero, pastor perseguido y mártir”

1° Día de Triduo (21 de Marzo) – "Un pastor comprometido con los dolores de su rebaño"



“El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas.  El guardián le abre y las ovejas escuchan su voz. Él llama a cada una por su nombre y las hace salir. Cuando las ha sacado a todas, va delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas. Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí” (Juan 10, 2-4. 11. 14)

Breve relato de la vida de Monseñor Óscar Romero:

El 3 de febrero de 1977, fue nombrado por el Papa Pablo VI como Arzobispo de San Salvador. Monseñor Romero denunció en sus homilías los atropellos contra los derechos de los campesinos, de los obreros, de sus sacerdotes, y de todas las personas que recurrieran a él, en el contexto de violencia y represión militar que vivía el país. En sus homilías transmitidas por la radio diocesana YSAX, denunciaban la violencia tanto del gobierno militar como de los grupos armados de izquierda. Señaló especialmente hechos violentos como los asesinatos cometidos por escuadrones de la muerte y la desaparición forzada de personas, cometida por los cuerpos de seguridad.

Palabras de Monseñor Romero:

“Con este pueblo no cuesta ser un buen pastor. Es un pueblo que empuja a su servicio a quienes hemos sido llamados para defender sus derechos y para ser su voz” (Homilía 18 de noviembre de 1979)

“Como Pastor y como ciudadano salvadoreño me apena profundamente que se siga masacrando el sector organizado de nuestro pueblo sólo por el hecho de salir ordenadamente a la calle para pedir justicia y libertad” (Homilía 27 de enero de 1980)

Rezamos pidiendo una gracia a Dios por intercesión del Beato Monseñor Óscar Romero: Padre Nuestro, Ave María y Gloria.



2° Día de Triduo (22 de Marzo) – "Perseguido por denunciar las injusticias"

“Jesús dijo: «¿No han leído nunca en las Escrituras: "La piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular: esta es la obra del Señor, admirable a nuestros ojos"? Por eso les digo que el Reino de Dios les será quitado a ustedes, para ser entregado a un pueblo que le hará producir sus frutos». Los sumos sacerdotes y los fariseos, al oír estas parábolas, comprendieron que se refería a ellos. Entonces buscaron el modo de detenerlo, pero temían a la multitud, que lo consideraba un profeta. (Mateo 21, 42-46)

Breve relato de la vida de Monseñor Óscar Romero:

El día 9 de marzo de 1980, en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús se encontró un portafolio de color negro colocado debajo del Altar Mayor, la persona que notó su presencia, identificada como el sacerdote Ramiro Jiménez, notificó inmediatamente a la extinta Policía Nacional. El detective Juan Francisco Alas, experto en explosivos de la Policía Nacional, desactivó la bomba. Según investigaciones, la bomba se accionaría en el momento que Monseñor Oscar Arnulfo Romero oficiaría una misa.

«Monseñor nos decía que estaba amenazado, pero tenía muy claro su camino. Nos decía: 'Puedo morir pero tengo que vivir con los pobres. Y vosotros también tenéis que hacer algo por ellos'». (Palabras de Juana Portillo, colaborado de Monseñor Romero)

Palabras de Monseñor Romero:

“Hermanos, no nos debe de extrañar cuando se habla de Iglesia perseguida. Muchos se escandalizan y dicen que estamos exagerando, que no hay Iglesia perseguida. ¡Pero si es la nota histórica de la Iglesia! Siempre tiene que ser perseguida. Una doctrina que va contra las inmoralidades, que predica contra los abusos, que va siempre predicando el bien y atacando el mal, es una doctrina puesta por Cristo para santificar los corazones, para renovar las sociedades. Y, naturalmente, cuando en esa sociedad o en ese corazón hay pecado, hay egoísmo, hay podredumbres, hay envidias, hay avaricias, pues el pecado salta, como la culebra cuando tratan de apelmazarla, y persigue al que trata de perseguir el mal, el pecado. Por eso, cuando la Iglesia es perseguida es señal de que está cumpliendo su misión”(Homilía 25 de noviembre de 1977).

Rezamos pidiendo una gracia a Dios por intercesión del Beato Monseñor Óscar Romero: Padre Nuestro, Ave María y Gloria.



3° Día de Triduo (23 de Marzo) – "Asesinado por defender a su pueblo"

Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que tiene apego a su vida la perderá; y el que no está apegado a su vida en este mundo, la conservará para la Vida eterna. El que quiera servirme que me siga, y donde yo esté, estará también mi servidor. El que quiera servirme, será honrado por mi Padre.” (Juan 12, 24-26)

Breve relato de la vida de Monseñor Óscar Romero:

El lunes 24 de marzo de 1980 Monseñor Romero fue asesinado cuando oficiaba una misa en la capilla del hospital Divina Providencia en la colonia Miramonte de San Salvador. Un disparo realizado por un francotirador desde un auto con capota de color rojo, impactó en su corazón .Tenía 62 años.

“Fue asesinado porque con su palabra él defendía al pueblo de El Salvador que estaba siendo oprimido, y muchos habían sido asesinados vilmente por la gente que estaba en ese momento en el poder” (Palabras del Cardenal Jorge Urosa)

“Estuvo dedicado a trabajar por la defensa de los desposeídos, trabajar por la instalación de la justicia y la dignidad convirtiéndose en la voz y en un mártir por amor a los pobres” (Palabras de Carlos Calles, embajador de El Salvador en Venezuela)

Palabras de Monseñor Romero:

“Si llegaran a cumplirse las amenazas, desde ya ofrezco mi sangre por la redención y resurrección de El Salvador. El martirio es una gracia que no creo merecer. Pero si Dios acepta el sacrificio de mi vida, que mi sangre sea semilla de libertad y la señal de que la esperanza será pronto una realidad. Mi muerte, si es aceptada por Dios, sea por la liberación de mi pueblo y como un testimonio de esperanza en el futuro. Puede usted decir, si llegasen a matarme, que perdono y bendigo a quienes lo hagan.”  (En una entrevista concedida al periodista José Calderón dos semanas antes de su asesinato)

Rezamos pidiendo una gracia a Dios por intercesión del Beato Monseñor Óscar Romero: Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Muy pronto será canonizado Monseñor Romero:



El Santo Padre Francisco ha recibido el 6 de Marzo en audiencia al Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y ha autorizado a la Congregación a promulgar los Decretos concernientes los milagros atribuidos a la intercesión del Beato Pablo VI y del Beato Óscar Arnulfo Romero.

Leer:"San Romero de América, Pastor y Mártir nuestro" - Pedro Casaldáliga



Descargar Triduo-Romero.pdf



Podes seguir este blog a través de facebook: AÑO DE LA FE. (Grupo) Vivamos juntos la Fe (FanPage) y en Twitter: @VivamoslaFe

No hay comentarios:

Publicar un comentario