miércoles, 4 de enero de 2017

TINKUNACO, LA RIOJA - ARGENTINA



El 31 de Diciembre de 2016 a las 12hs. se realizó la tradicional celebración del “Tinkunaco” en la diócesis de La Rioja, Argentina. Esta celebración se inicia cada 31 de Diciembre y se extiende hasta el 3 de Enero.

-El Tinkunaco, voz quechua, que significa "encuentro", fusión o mezcla, es la fiesta que se celebra en la ciudad de La Rioja entre el 31 de diciembre y el 3 de enero.  

En esta fiesta, se reviven los acontecimientos sucedidos en la Pascua de 1593: cuando los diaguitas, agobiados por insufribles tratamientos impartidos por los españoles, no soportaron más su trato y resolvieron atacar la ciudad.


Según cuenta la historia, ante esta situación los españoles recurrieron a los oficios de San Francisco Solano, quién logró restablecer la paz yendo al encuentro de los aborígenes mientras tocaba su violín y, llevaba una imagen del niño Jesús. A partir de entonces, la imagen fue conocida como la imagen del Niño Alcalde.- 

Cada 31 de Diciembre desde el templo de San Francisco de Asís parten los AILLIS (cofradía en que se organizaron los diaguitas), son los devotos del Niño Alcalde (Jesús Niño) y portan su imagen en la procesión (Ailli es una voz quechua que significa triunfo, victoria) Visten vincha y escapulario y en ambos atuendos un espejito. Los preside el Inca (cargo renovado hereditariamente) que canta al compás de su caja y del arco un antiguo himno. Estos elementos responden a los que usaba el Inca mayor del Perú.
Desde la Iglesia Catedral parten portando la imagen de San Nicolás los ALFÉRECES (cofradíade los devotos de San Nicolás) Visten banda y portan una bandera tomada en forma de globos como bandera arriada en tiempos de paz. Están presididos por el Alférez Mayor (cargo electivo que se renueva todos los años) quién es acompañado por 12 Apóstoles y 12 Aspirantes con sus correspondientes estandartes. 



A las 12 en punto ambas procesiones se encuentran frente a la Casa de Gobierno y la imagen de San Nicolás, con todo el pueblo reunido, se arrodilla tres veces frente al Niño Alcalde, reconociendo en él, al Señor. 

Ambas imágenes se dirigen en procesión a la Catedral, el Niño Jesús Alcalde permanece en este templo hasta el día 3 de Enero



El 1 de Enero a las 20hs se realiza la procesión por las calles de la ciudad con las imágenes del Niño Jesús Alcalde y San Nicolás. Al finalizar la procesión el obispo emite un mensaje a todo el pueblo riojano e imparte la bendición apostólica (indulgencia plenaria).



El día 2  de Enero a las 9:30hs se celebró en Catedral la misa de la comunidad franciscana con la presencia de los "Aillis" (cofradía de descendencia diaguita), son los devotos del Niño Alcalde y los "Alféreces" (cofradía de descendencia española).
Al finalizar la misa ambas cofradías se dirigieron al obispado para reunirse con el Obispo, Mons. Colombo.

El día 3 de Enero concluyeron las celebraciones del Tinkunaco. A las 11hs se realizó la despedida del Niño Alcalde. Ambas imágenes (la De San Nicolás)
Todo el pueblo presente realiza tres genuflexiones ante el Niño Jesús Alcalde (incluso quienes llevan la imagen de San Nicolás, representando la genuflexión del santo ante el Niño Jesús como Señor y Alcalde de la ciudad).






Mons. Colombo bendijo a las autoridades provinciales y municipales con las Sagradas Escrituras; al entregarles la Biblia se simboliza el deseo del pueblo riojano "Queremos ser gobernados por esta ley, la ley de Jesucristo," también el obispo devuelve el bastón de mando al gobernador (bastón que el gobernador había entregado a San Nicolás el 31 de Diciembre).

El Inca mayor (Aillis) devolvió las llaves de la ciudad al intendente.

Terminados éstos ritos el Niño Jesús Alcalde regresa en procesión al templo de San Francisco de Asís acompañado de la imagen de San Francisco Solano y la imagen de San Nicolás regresó a la catedral.

Más fotos de estos días:

 

 

 
 

 

Podes seguir este blog a través de facebook: AÑO DE LA FE. (Grupo) Vivamos juntos la Fe (FanPage) y en Twitter: @VivamoslaFe

No hay comentarios:

Publicar un comentario