jueves, 25 de octubre de 2012

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA




El 11 de Octubre del corriente año ha comenzado el año de la Fe convocado por el papa Benedicto XVI, para vivir este año de la Fe Benedicto XVI ha escrito una carta apostólica denominada PORTA FIDEI (Puerta de la Fe) en esta carta el sumo pontífice nos recomienda leer en este año de la Fe los documentos del Concilio Vaticano II (C.V II) y el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC).
Teniendo en cuenta esta recomendación he decidido preparar este artículo sobre el Catecismo de la Iglesia Católica, espero que les guste y que les sea de utilidad.


Historia del CIC:

En este espíritu, el 25 de enero de 1985 convoqué una asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos, con ocasión del vigésimo aniversario de la clausura del Concilio. El fin de esta asamblea era dar gracias y celebrar los frutos espirituales del concilio Vaticano II, profundizando en sus enseñanzas para una más perfecta adhesión a ellas y promoviendo el conocimiento y aplicación de las mismas por parte de todos los fieles cristianos.
En la celebración de esta asamblea, los padres del Sínodo expresaron el deseo de que fuese redactado un Catecismo o compendio de toda la doctrina católica, tanto sobre la fe como sobre la moral, que sería como el punto de referencia para los catecismos o compendios que se redacten en los diversos países. La presentación de la doctrina debería ser bíblica y litúrgica,  exponiendo una doctrina segura y, al mismo tiempo, adaptada a la vida actual de los cristianos. Desde la clausura del Sínodo, hice mío este deseo juzgando que «responde enteramente a una verdadera necesidad de la Iglesia universal y de las Iglesias particulares»
De todo corazón hay que dar gracias al Señor, en este día en que podemos ofrecer a toda la Iglesia, con el título de «Catecismo de la Iglesia católica», este «texto de referencia» para una catequesis renovada en las fuentes vivas de la fe.
Tras la renovación de la Liturgia y el nuevo Código de Derecho Canónico de la Iglesia latina y de los Cánones de las Iglesias Orientales Católicas, este Catecismo es una contribución importantísima a la obra de renovación de la vida eclesial, promovida y llevada a la práctica por el Concilio Vaticano II.
El año 1986, confié a una Comisión de doce cardenales y obispos, presidida por el cardenal Joseph Ratzinger, la tarea de preparar un proyecto del Catecismo solicitado por los padres sinodales. Un Comité de redacción de siete obispos de diócesis, expertos en teología y en catequesis, fue encargado de realizar el trabajo junto a la Comisión.

El Catecismo, por tanto, contiene «lo nuevo y lo viejo» (cf. Mt 13, 52), pues la fe es siempre la misma y fuente siempre de luces nuevas.
Para responder a esa doble exigencia, el Catecismo de la Iglesia católica, por una parte recoge el orden antiguo, tradicional, y seguido ya por el Catecismo de san Pío V, dividiendo el contenido en cuatro partes: el Credo, la Sagrada Liturgia, con los Sacramentos en primer plano; el obrar cristiano, expuesto a partir de los mandamientos, y, finalmente, la oración cristiana. Pero, al mismo tiempo, es expresado con frecuencia de una forma «nueva», con el fin de responder a los interrogantes de nuestra época.
Este Catecismo les es dado para que les sirva de texto de referencia seguro y auténtico en la enseñanza de la doctrina católica, y muy particularmente, para la composición de los catecismos locales. Se ofrece también, a todos aquellos fieles que deseen conocer mejor las riquezas inagotables de la salvación (cf. Jn 8, 32). Quiere proporcionar un punto de apoyo a los esfuerzos ecuménicos animados por el santo deseo de unidad de todos los cristianos, mostrando con diligencia el contenido y la coherencia suma y admirable de la fe católica. El Catecismo de la Iglesia Católica es finalmente ofrecido a todo hombre que nos pide razón de la esperanza que hay en nosotros (cf. 1 P 3, 15) y que quiera conocer lo que cree la Iglesia católica.

(Fragmentos extraídos de la CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA «FIDEI DEPOSITUM» por la que se promulga y establece, después del Concilio Vaticano II y con carácter de instrumento de derecho público, el Catecismo de la Iglesia Católica – Papa Juan Pablo II)

Estructura del CIC:

La estructura del "Catecismo de la Iglesia Católica"
13 El plan de este catecismo se inspira en la gran tradición de los catecismos, los cuales articulan la catequesis en torno a cuatro "pilares": la profesión de la fe bautismal (el Símbolo), los sacramentos de la fe, la vida de fe (los Mandamientos), la oración del creyente (el Padre Nuestro).

Primera parte: la profesión de la fe
14 Los que por la fe y el Bautismo pertenecen a Cristo deben confesar su fe bautismal delante de los hombres (cf. Mt 10,32; Rom 10,9). Para esto, el catecismo expone en primer lugar en qué consiste la Revelación por la que Dios se dirige y se da al hombre, y la fe, por la cual el hombre responde a Dios (primera sección). El Símbolo de la fe resume los dones que Dios hace al hombre como Autor de todo bien, como Redentor, como Santificador y los articula en torno a los "tres capítulos" de nuestro Bautismo —la fe en un solo Dios: el Padre Todopoderoso, el Creador; y Jesucristo, su Hijo, nuestro Señor y Salvador; y el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia (segunda sección).

Segunda parte: Los sacramentos de la fe
15 La segunda parte del catecismo expone cómo la salvación de Dios, realizada una vez por todas por Cristo Jesús y por el Espíritu Santo, se hace presente en las acciones sagradas de la liturgia de la Iglesia (primera sección), particularmente en los siete sacramentos (segunda sección).

Tercera parte: La vida de fe
16 La tercera parte del catecismo presenta el fin último del hombre, creado a imagen de Dios: la bienaventuranza, y los caminos para llegar a ella: mediante un obrar recto y libre, con la ayuda de la ley y de la gracia de Dios (primera sección); mediante un obrar que realiza el doble mandamiento de la caridad, desarrollado en los diez mandamientos de Dios (segunda sección).

Cuarta parte: La oración en la vida de la fe
17 La última parte del catecismo trata del sentido y la importancia de la oración en la vida de los creyentes (primera sección). Se cierra con un breve comentario de las siete peticiones de la oración del Señor (segunda sección). En ellas, en efecto, encontramos la suma de los bienes que debemos esperar y que nuestro Padre celestial quiere concedernos.

(Punto IV del prologo del Catecismo de la Iglesia Católica)

Frases que nos invitan a conocer los contenidos de nuestra Fe:

"Redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada, y reflexionar sobre el mismo acto con el que se cree, es un compromiso que todo creyente debe de hacer propio, sobre todo en este Año". (Carta apostólica en forma de MOTU PROPRIO “PORTA FIDEI” del sumo pontífice Benedicto XVI, con la que se convoca el año de la fe, N° 9)

"Inspirándose en el viejo catecumenado, se decidió que el texto debía dividirse en cuatro partes: La Fe (I), Los Sacramentos (II), Los Mandamientos (III) y El Padre Nuestro (IV). El Catecismo de Trento también tenía esta estructura que ayuda a expresar, como núcleo esencial, lo que la Iglesia Cree(I), Celebra(II), Vive(III) y Ora(IV). ("Abriendo la Puerta de la Fe", aportes para la lectura de Porta Fidei, Mons. Alfredo Zecca-Arzobispo de Tucumán)

"El cristianismo es fe, la fe implica enseñanza; la enseñanza implica formulaciones, pero nosotros no creemos en formulas sino en las realidades que ellas expresan y que la fe nos permite conocer ("Fe y Razón ,Beato Cardenal Newman)

"Creo para comprender y comprendo para creer" (San Agustín)

Para reflexionar:

Para concluir quiero compartir con ustedes unas preguntas formuladas por Mons. Zecca en el libro que se titula: "Abriendo la Puerta de la Fe", aportes para la lectura de Porta Fidei.

1- ¿Valoramos el Catecismo como una herramienta fundamental para conocer nuestra Fe?
2- ¿Que podemos hacer para conocerlo mejor?

Queres comenzar a leer el Catecismo de la Iglesia Católica???
Descargalo y comenza a leer: https://drive.google.com/file/d/0B6PbPWNOahSzYXM1b3otT3dTaWc/view?usp=sharing
Al abrir el archivo, escribí en el buscador que se encuentra en la parte superior del mismo, lo que desees buscar, por ejemplo:

Espero que sea de utilidad esta información y espero sus comentarios.Saludos. Bendiciones
Sumate en Facebook a: AÑO DE LA FE. Vivamos juntos la Fe


1 comentario:

  1. El Catecismo de la Iglesia Catolica no puede ser desconocido por ningun catequista ni por ningun referente de comunidad, ellos son los encargados de formar y guiar en la Fe a otros, por lo tanto deben trabajar con el CIC, donde se encuentran de manera integra los contenidos de nuestra Fe

    ResponderEliminar