martes, 28 de julio de 2015

LA MISERICORDIA DIVINA Y LA MISERICORDIA HUMANA



El Santo Padre Francisco ha convocado a un año jubilar de la Misericordia (08/12/2015-20/11/2016), a continuación les comparto un texto para reflexionar en preparación a este año jubilar.
(Al final de esta entrada encontrar el link de la Bula mediante la cual Francisco nos invita a vivir este año de la Misericordia.)


De los Sermones de san Cesáreo de Arlés, obispo:

Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Dulce es el nombre de misericordia, hermanos muy amados; y si el nombre es tan dulce, ¿cuánto más no lo será la cosa misma? Todos los hombres la desean, mas, por desgracia, no todos obran de manera que se hagan dignos de ella; todos desean alcanzar misericordia, pero son pocos los que quieren practicarla.

Oh hombre, ¿con qué cara te atreves a pedir, si tú te resistes a dar? Quien desee alcanzar misericordia en el cielo debe él practicarla en este mundo. Y por esto, hermanos muy amados, ya que todos deseamos la misericordia, actuemos de manera que ella llegue a ser nuestro abogado en este mundo, para que nos libre después en el futuro. Hay en el cielo una misericordia, a la cual se llega a través de la misericordia terrena. Dice, en efecto, la Escritura: Señor, tu misericordia llega al cielo.

Existe, pues, una misericordia terrena y humana, otra celestial y divina. ¿Cuál es la misericordia humana? La que consiste en atender a las miserias de los pobres. ¿Cuál es la misericordia divina? Sin duda, la que consiste en el perdón de los pecados. Todo lo que da la misericordia humana en este tiempo de peregrinación se lo devuelve después la misericordia divina en la patria definitiva. Dios, en este mundo, padece frío y hambre en la persona de todos los pobres, como dijo él mismo: Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis. El mismo Dios que se digna dar en el cielo quiere recibir en la tierra.

¿Cómo somos nosotros, que cuando Dios nos da queremos recibir, y cuando nos pide no le queremos dar? Porque cuando un pobre pasa hambre es Cristo quien pasa necesidad, como dijo él mismo: Tuve hambre, y no me disteis de comer. No apartes, pues, tu mirada de la miseria de los pobres, si quieres esperar confiado el perdón de los pecados. Ahora, hermanos, Cristo pasa hambre, es él quien se digna padecer hambre y sed en la persona de todos los pobres; y lo que reciba aquí en la tierra lo devolverá luego en el cielo.

Os pregunto, hermanos, ¿qué es lo que queréis o buscáis cuando venís a la iglesia? Ciertamente la misericordia. Practicad, pues, la misericordia terrena y recibiréis la misericordia celestial. El pobre te pide a ti, y tú le pides a Dios; aquél un bocado, tú la vida eterna. Da al indigente, y merecerás recibir de Cristo, ya que él ha dicho: Dad y se os dará. No comprendo cómo te atreves a esperar recibir, si tú te niegas a dar. Por esto, cuando vengáis a la iglesia, dad a los pobres la limosna que podáis, según vuestras posibilidades.



BULA DE CONVOCACIÓN DEL JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA: Misericordiae Vultus

Pagina Oficial en Facebook: Jubileo de la Misericordia



Suscribite y recibí todas las actualizaciones en tu E-mail.
También podes seguir este blog a través de facebook: AÑO DE LA FE. (grupo) Vivamos juntos la Fe y en Twitter: @VivamoslaFe

lunes, 29 de junio de 2015

SAN AGUSTÍN NOS HABLA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

ESTOS MÁRTIRES, EN SU PREDICACIÓN, DABAN TESTIMONIO DE LO QUE HABÍAN VISTO




El día de hoy es para nosotros sagrado, porque en él celebramos el martirio de los santos apóstoles Pedro y Pablo. No nos referimos, ciertamente, a unos mártires desconocidos. A toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje. Estos mártires, en su predicación, daban testimonio de lo que habían visto y, con un desinterés absoluto, dieron a conocer la verdad hasta morir por ella.

San Pedro, el primero de los apóstoles, que amaba ardientemente a Cristo, y que llegó a oír de él estas palabras: Y yo te digo que tú eres Pedro. Él había dicho antes: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Y Cristo le replicó: «Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Sobre esta piedra edificaré esta misma fe que profesas. Sobre esta afirmación que tú has hecho: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo, edificaré mi Iglesia. Porque tú eres Pedro.» «Pedro» es una palabra que se deriva de «piedra», y no al revés. «Pedro» viene de «piedra», del mismo modo que «cristiano» viene de «Cristo».


El Señor Jesús, antes de su pasión, como sabéis, eligió a sus discípulos, a los que dio el nombre de apóstoles. Entre ellos, Pedro fue el único que representó la totalidad de la Iglesia casi en todas partes. Por ello, en cuanto que él solo representaba en su persona a la totalidad de la Iglesia, pudo escuchar estas palabras: Yo te daré las llaves del reino de los cielos. Porque estas llaves las recibió no un hombre único, sino la Iglesia única. De ahí la excelencia de la persona de Pedro, en cuanto que él representaba la universalidad y la unidad de la Iglesia, cuando se le dijo: Yo te entrego, tratándose de algo que ha sido entregado a todos. Pues, para que sepáis que la Iglesia ha recibido las llaves del reino de los cielos, escuchad lo que el Señor dice en otro lugar a todos sus apóstoles: Recibid el Espíritu Santo. Y a continuación: Quedan perdonados los pecados a quienes los perdonéis; quedan retenidos a quienes los retengáis.


sábado, 27 de junio de 2015

EL PAPA - YOUCAT

El próximo 29 de Junio se celebra la solemnidad de San Pedro y San Pablo y también el día del Papa.
A continuación les comparto unos párrafos del Youcat que describen la misión del Santo Padre:



¿Para qué llamó Jesús a los apóstoles?

Jesús tenía un gran circulo de discípulos a su alrededor, eran hombres y
mujeres. De ese círculo elige a doce hombres, a los que llamó APÓSTOLES 
(Lc 6, 12-16). Los apóstoles recibieron de él una formación especial y diferentes tareas: «y los envió a proclamar el reino de Dios y a curar» (Lc 9,2). Jesús llevó consigo sólo a estos doce apóstoles a la última cena, donde les encargó: 
«Haced esto en memoria mía» (Lc 22,19b).

Los apóstoles se convirtieron en testigos de la Resurrección y garantes de su verdad.
Después de la muerte de Jesús continuaron su misión. Eligieron a sucesores para su
ministerio: los OBISPOS. Los sucesores de los apóstoles ejercen en nuestros días los
poderes otorgados por Jesús: gobiernan, enseñan y celebran los misterios divinos. 
La unión de los apóstoles se convirtió en el fundamento de la unidad de la Iglesia (SUCESIÓN APOSTÓLICA). Entre los Doce destaca una vez más Pedro, a quien Jesús le otorgó una autoridad especial: 
«Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia» (Mt 16,18). 
En esta posición especial de Pedro entre los apóstoles tiene su origen el ministerio del Papa.

¿Por qué la Iglesia no es una organización democrática?

El principio de la democracia es: todo poder emana del pueblo. 
Pero en la Iglesia todo poder emana de Cristo. por eso la Iglesia tiene una constitución jerárquica. Al mismo tiempo Cristo le otorgó, sin embargo, una estructura colegial.

El elemento jerárquico en la Iglesia consiste en que es el mismo Cristo quien actúa en ella cuando los ministros sagrados por gracia de Dios hacen y dan lo que no podrían hacer ni dar por sí mismos, es decir, cuando dispensan, en lugar de Cristo, los SACRAMENTOS y enseñan con su autoridad.
El elemento colegial en la Iglesia consiste en que Cristo ha confiado la totalidad de la fe a una comunidad de doce APÓSTOLES, cuyos sucesores, bajo el primado de Pedro, dirigen la Iglesia. Partiendo de este enfoque colegial los concilios son un elemento irrenunciable de la Iglesia.
Pero también en otros órganos colegiados de la Iglesia, en sínodos y consejos, pueden fructificar la multitud de los dones del Espíritu y la universalidad de la Iglesia de todo el mundo.

¿Cuál es la misión del Papa?

Como sucesor de san Pedro y cabeza del colegio episcopal, el PAPA es el garante
de la unidad de la Iglesia. Tiene la potestad pastoral suprema y es la autoridad
máxima en las decisiones doctrinales y disciplinares.

Jesús otorgó a Pedro una primacía única entre los APÓSTOLES. Esto le convirtió en la autoridad suprema de la Iglesia primitiva. ROMA, la Iglesia local al frente de la cual estaba Pedro, y el lugar de su martirio, se convirtió después de su muerte en la orientación interior de la Iglesia naciente. Toda comunidad debía estar de acuerdo con Roma; ésta era la regla de la fe recta, plena y apostólica. Hasta nuestros días, todo OBISPO de Roma, como Pedro, es el supremo Pastor de la Iglesia, cuya verdadera Cabeza es Cristo. Sólo en esta función es el PAPA el «Vicario de Cristo en la tierra». Como autoridad suprema pastoral y doctrinal, vela por la transmisión auténtica de la fe. Si es necesario debe retirar el permiso de enseñanza o suspender a ministros ordenados en casos de faltas graves en su ministerio en cuestiones de fe y moral.
La unidad en cuestiones de fe y moral, que está garantizada por el MAGISTERIO, al frente del cual está el Papa, constituye una parte de la capacidad de resistencia y del atractivo de la Iglesia católica.

jueves, 18 de junio de 2015

"LAUDATO SI" - FRANCISCO


Queridos amigos en el día de hoy el Santo Padre Francisco a presentado la carta encíclica "Laudato Si, sobre el cuidado de la casa común". Comienza la encílica mencionando un canto de San Francisco de Asís, a continuación les comparto este hermoso canto:



Alabado seas mi Señor...
Autor: San Francisco de Asís



"Altísimo, omnipotente, buen Señor,
tuyas son las alabanzas, la gloria,
el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, corresponden,
y ningún hombre es digno de hacer
de ti mención.

Alabado seas, mi Señor, con todas
tus criaturas, especialmente el hermano sol,
el cual es día, y por el cual nos alumbras.
Y él es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana
luna y las estrellas, en el cielo las has
formado luminosas y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano
viento, y por el aire y el nublado y el sereno
y todo tiempo, por el cual a tus criaturas das
sustento.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana agua,
la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual alumbras la noche,
y él es bello y alegre y robusto y fuerte.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana
la madre tierra, la cual nos sustenta y gobierna,
y produce diversos frutos con coloridas flores
y hierba.
Alabado seas, mi Señor, por aquellos que
perdonan por tu amor, y soportan enfermedad
y tribulación.

Bienaventurados aquellos que las soporten en paz,
porque por ti, Altísimo, coronados serán.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana la
muerte corporal, de la cual ningún hombre viviente
puede escapar.
¡Ay de aquellos que mueran en pecado mortal!:
bienaventurados aquellos a quienes encuentre en tu santísima
voluntad, porque la muerte segunda no les
hará mal.

Alabad y bendecid a mi Señor, y dadle gracias
y servidle con gran humildad."

Amén.


ESTRUCTURA DE LA ENCÍCLICA


-Introducción

-Capitulo Primero: "LO QUE LE ESTÁ PASANDO A NUESTRA CASA"

--I. Contaminación y cambio climático.
--II. La cuestión del agua.
--III. Pérdida de biodiversidad.
--IV. Deterioro de la calidad de la vida humana y degradación social.
--V. Inequidad planetaria.
--VI. La debilidad de las reacciones.
--VII. Diversidad de opiniones.



-Capitulo Segundo: "EL EVANGELIO DE LA CREACIÓN"

--I. La luz que ofrece la fe.
--II. La sabiduría de los relatos bíblicos.
--III. El misterio del universo.
--IV. El mensaje de cada criatura en la armonía de todo lo creado.
--V. Una comunión universal.
--VI. Destino común de los bienes.
--VII. La mirada de Jesús.


-Capitulo Tercero: "RAÍZ HUMANA DE LA CRISIS ECOLÓGICA"

--I. La tecnología: creatividad y poder.
--II. Globalización del paradigma tecnocrático.
--III. Crisis y consecuencias del antropocentrismo moderno.


-Capitulo Cuarto: "UNA ECOLOGÍA INTEGRAL"

--I. Ecología ambiental, económica y social.
--II. Ecología cultural.
--III. Ecología de la vida cotidiana.
--IV. El principio del bien común.
--V. Justicia entre las generaciones.



-Capitulo Quinto: "ALGUNAS LÍNEAS DE ORIENTACIÓN Y ACCIÓN"

--I. Diálogo sobre el medio ambiente en la política internacional.
--II. Diálogo hacia nuevas políticas nacionales y locales.
--III. Diálogo y transparencia en los procesos decisionales.
--IV. Política y economía en diálogo para la plenitud humana.
--V. Las religiones en el diálogo con las ciencias.

-Capitulo Sexto: "EDUCACIÓN Y ESPIRITUALIDAD ECOLÓGICA"

--I. Apostar por otro estilo de vida.
--II. Educación para la alianza entre la humanidad y el ambiente.
--III. Conversión ecológica.
--IV. Gozo y paz.
--V. Amor civil y político.
--VI. Signos sacramentales y descanso celebrativo.
--VII. La Trinidad y la relación entre las criaturas.
--VIII. Reina de todo lo creado.
--IX. Más allá del sol.

Francisco, Bartolomé I (Patriarca de Constantinopla),
Peres (Presidente de Israel) y Abbas (Presidente de Palestina)
plantaron un olivo por la paz


Link para leer y descargar la Carta Encíclica: "LAUDATO SI" (Fuente: News.va)






Suscribite y recibí todas las actualizaciones en tu E-mail.
También podes seguir este blog a través de facebook: AÑO DE LA FE. (grupo) Vivamos juntos la Fe (fanpage) y en Twitter: @VivamoslaFe

jueves, 11 de junio de 2015

CONOCIENDO A DON BOSCO (4) - Don Bosco, hombre de profundas relaciones interpersonales.


Por: Jonathan Plazas, SDB.

“Procura que con todos los que hables, se conviertan en tus amigos”
San Juan Bosco

Hablar de Don Bosco, el gran santo del Piamonte Italiano, es hablar de un hombre que vivió su existencia en medio de unas exquisitas y fascinantes relaciones interpersonales, todas ellas llenas de Dios, pero a la vez muy aterrizadas y concretas.

Pido que reflexionemos un poco la frase que encabeza este escrito:

“Procura que con todos los que hables, se conviertan en tus amigos”
San Juan Bosco


Es más que un “Slogan” bonito, que puede pasar de boca en boca dentro de un grupo juvenil, o convertirse en una “frase de cajón” como se le suele llamar en mi tierra a las frases que ya sin trastocadas y con poca fuerza. Es todo un mandato ya dado por el Señor, y actualizado y coloreado con la espiritualidad Salesiana. En este año, que celebramos los doscientos años del nacimiento de Don Bosco, es importante que conozcamos a un Don Bosco que vivía su existencia inundada por Dios, pero al tiempo, con un deseo de servir a los demás, fuera la situación que fuera.

“… que se conviertan en tus amigos”, qué interesante programa de vida, un parámetro para dar riendas a la vida interpersonal que todos manejamos, para lograr crear “lazos” de amistad que, con seguridad, serán difíciles de romper, si desde sus fundamentos se cimenta la caridad, el respeto y la alegría, vivida en la pureza y la contemplación de lo divino en lo concreto de la vida.

Don Bosco deseó que todos fueran sus amigos, conocerles, amarles por lo que eran, porque así, podía el iniciar una amistad que partía desde lo espontáneo del encuentro en el patio del oratorio, en la calle, y en muchos otros lugares, en los cuales los chicos se desenvolvían, en sus realidades concretas para así “desde las raíces” generar una verdadera amistad, donde la caridad fraterna y la confianza llegan a ser los verdaderos fundamentos de toda amistad, al estilo de Jesús.



Propongo para este tiempo de fiesta bicentenaria, que nos demos a la tarea de buscar tantos escritos y testimonios que nos dejan ver que don Bosco, en sus amistades, siempre buscó llevarlos a todos a Jesús, a que la santidad era el verdadero objetivo por el cual “correr” en la carrera de la vida y, sobre todo, que la felicidad sea el elemento más grande que se tenga, para poder ser siempre testigos del amor de Dios, vivido en la sencillez y profundidad de una amistad.




Suscribite y recibí todas las actualizaciones en tu E-mail.
También podes seguir este blog a través de facebook: AÑO DE LA FE.(grupo) Vivamos juntos la Fe (fanpage) y en Twitter: @VivamoslaFe